Ballet

Ballet The Cellist. Dances at a Gatheringrecomendado para edades A

Una de las mayores virtuosas del siglo XX fue la violonchelista británica Jacqueline du Pré (1945-1987). Niña prodigio, ascendió rápido hasta que una esclerosis múltiple truncó su carrera a los 28 años y acabó con su vida con solo 42. Antes, dejó algunas de las mejores grabaciones de Elgar o Bach y se casó con Daniel Barenboim. Ahora la experimentada coreógrafa inglesa Cathy Marston, ex directora del Ballet de Berna y colaboradora de los de San Francisco o Dinamarca, concibe su primer trabajo para el escenario principal de Covent Garden en torno a la figura gigantesca de Du Pré, que nos sonará de la película candidata al Oscar Hilary y Jackie (1998), con Emily Watson. Apasionada por la literatura, en sus 25 años de carrera Marston ya ha adaptado Jane Eyre, Lolita o Espectros, de Ibsen, con un lenguaje entre clásico y contemporáneo. Para la partitura, ha contado con su compatriota Philip Feeney. El programa doble se completa con Dances at a Gathering, de Jerome Robbins, estrenada en 1969 en el New York Ballet. El coreógrafo de West Side Story, “el más romántico de los neoclásicos” según los expertos, llevaba una década volcado en sus musicales para Broadway (El rey y yo, El violinista en el tejado), pero regresó con este elegante ejercicio de danza abstracta para 10 bailarines. Sin argumento ni personajes, sobresale la música de Chopin para piano: nocturnos, estudios, valses, mazurcas. Entre los solistas, la argentina Núñez, los británicos Ball, Hayward y Cuthbertson o la española Morera.

FECHA ESTRENO:25/02/2020
DURACIÓN:180 min.
DIRECTOR:Cathy Marston, Edward Kemp, Andrea Molino
REPARTO:Lauren Cuthbertson, Matthew Ball, Marcelino Sambé, Marianela Nuñez, Francesca Hayward
GÉNERO:BalletDirecto

Ballet: Gisellerecomendado para edades A

Si Giselle no se ha movido del repertorio desde su estreno en París en 1841 se debe a varios motivos. Por un lado, a su argumento sobrenatural: una leyenda alemana (recogida por el poeta Théophile Gautier) sobre una campesina que, cuando descubre que su amado la engaña, muere presa de la locura; su espectro se incorpora a las Willis del bosque. El culto a los sueños, la naturaleza salvaje y la luna llena lo convierten en un emblema del Romanticismo. Por otro lado está la emocionante partitura, llena de melodías cantables. Adolphe Adam (1803-1856) fue el primero en componer para la danza; hasta entonces, el género se valía de pastiches sobre piezas existentes. Los aficionados también admiran su coreografía y, sobre todo, sus contrastes: de una primera mitad pastoril y luminosa a una segunda nocturna y fantasmal, con el grupo de bailarinas vestidas con tutús blancos. El Bolshoi lleva representando Giselle de forma ininterrumpida desde 1843; van por las 1.300 funciones. Si la coreografía original la firmaban los franceses Coralli y Perrot, cuatro décadas más tarde la revisaría Marius Petipa, al que seguirían Gorsky, Lavrovski, Grigorovich, Sergeyev… Pero el responsable actual del teatro, Makhar Vaziev, buscaba una versión que la acercase a su estilo original, así que acudió a Alexei Ratmansky (1968), ex director de la compañía moscovita entre 2004 y 2008 y doble premio Benois de la Danse (2005 y 2014). Su trabajo bucea en las fuentes históricas, como ya hiciera con Paquita o La bayadera, recupera el uso de la mímica y aligera los pasos del bailarín.

FECHA ESTRENO:26/03/2020
DURACIÓN:150 min.
DIRECTOR:Alexei Ratmansky, Pavel Klinichev
GÉNERO:BalletDirecto